¿Por qué se caen las hojas de mis suculentas? Causas comunes y soluciones

¿Por qué se están cayendo las hojas de mis suculentas?

Aunque las plantas de jade (Crassula ovata) pierden hojas como parte normal de su crecimiento y renovación, a veces estas caen más rápidamente de lo habitual. La principal razón por la cual las plantas de jade pierden hojas a un ritmo acelerado es debido a alguna forma de estrés. Esto puede ser causado por cambios en las condiciones de crecimiento relacionados con la temperatura, la humedad, la luz y las plagas, entre otros factores. Hemos recopilado las principales razones por las cuales las plantas de jade pierden hojas y qué se puede hacer al respecto.

Falta de luz

Tu planta de jade necesita normalmente una buena cantidad de luz solar directa, al menos seis horas al día. Si no recibe suficiente luz, esto puede disminuir su vitalidad y causar la caída de hojas. Intenta moverla a una ventana con exposición al sur o donde reciba luz brillante por la tarde. Tres horas de luz directa podrían ser mejores que seis horas de luz indirecta, por lo que puedes probar diferentes lugares y observar cómo responde tu planta.

Consejo

Si no puedes encontrarle un lugar con mejor iluminación, considera usar luces de cultivo para complementar la luz disponible.

Demasiado poca agua

Aunque es una suculenta y, por lo tanto, muy resistente a la sequía, es posible que tu planta de jade se seque. A veces es fácil olvidarse de regar las suculentas porque necesitan muy poca agua. Espera hasta que la pulgada superior de tierra se seque y luego riégala bien hasta que la tierra esté ligeramente húmeda pero no empapada.

Demasiada agua

El riego excesivo suele ser más común en las plantas de jade que el riego insuficiente, y también puede causar la caída de hojas. Siempre permite que la pulgada superior del suelo se seque al tacto antes de regar, ya que esto puede ayudar a asegurarte de no regar en exceso. También puedes considerar trasplantar tu planta de jade para mejorar el drenaje. Utiliza una maceta con un agujero de drenaje y tal vez coloca algunas piedras en el fondo para ayudar también al drenaje.

Plagas de insectos

Las plantas de jade son bastante resistentes y generalmente no son propensas a sufrir daños por insectos, pero ocasionalmente una infestación puede debilitar las plantas y hacer que caigan sus hojas. Los pulgones pueden ser un problema y pueden hacer que las hojas se caigan. No utilices jabón insecticida ni aerosoles en tu planta de jade. Usar un algodón empapado en alcohol isopropílico o vinagre blanco suele eliminar los pulgones y también ayuda a mantener las hojas limpias y resistentes a infecciones bacterianas o moho.

Problemas con la humedad

Tanto la humedad excesiva como la falta de humedad pueden afectar la salud de tu planta de jade y hacer que las hojas se caigan más rápido de lo habitual. Para aumentar la humedad en una casa seca (un problema común en climas donde la gente utiliza calefacción interior en invierno), coloca un platillo pequeño con agua cerca de la planta. También puedes intentar rociarla con agua usando un pulverizador o vaporizador de plantas.

Haz esto una vez al día cada dos días y observa si hay mejoras después de una semana. El exceso de humedad en interiores es un problema menos común, pero generalmente se puede solucionar moviendo la planta a un lugar menos húmedo o utilizando un deshumidificador.

Problemas con la temperatura

Si tu planta se enfría demasiado (como si estuviera demasiado cerca de una ventana con corrientes de aire), puede traumatizarla. De manera similar, si la planta se calienta demasiado, puede perder sus hojas. En ambos casos, mover la planta a un lugar más adecuado puede ayudar. Ten cuidado de no mover la planta a un lugar drásticamente más frío o más cálido de golpe, ya que esto puede shockear a la planta. Toma medidas para aclimatar la planta: muévela al nuevo lugar durante unas horas, luego vuelve a ponerla en su lugar original. Aumenta gradualmente el tiempo en el nuevo lugar durante varios días.

Consejo

Si necesitas colocar tu planta de jade cerca de una ventana con corrientes de aire para recibir luz solar, considera aislar el área de la ventana para evitar corrientes de aire frío.

Moho o bacterias

El moho puede formarse en la superficie del suelo o en la planta misma debido al riego excesivo o demasiada humedad. Esto puede hacer que las hojas se caigan mientras la planta intenta deshacerse del crecimiento intruso. Si esto ocurre, poda suavemente el área afectada y vuelve a trasplantar la planta añadiendo nueva tierra para macetas.

La pudrición de las raíces es una infección bacteriana que empeora con el exceso de humedad. Esto no solo hace que las hojas caigan, sino que también las vuelve amarillas. Si tu planta de jade tiene pudrición de raíces, retírala suavemente del suelo y poda las raíces afectadas. Vuelve a plantarla en una tierra nueva y asegúrate de limpiar bien la maceta.

Demasiado Fertilizante

Por lo general, las plantas de jade no necesitan fertilizante si la mezcla de tierra es de buena calidad. La aplicación de fertilizantes puede acelerar la producción de hojas, lo que provoca que estas caigan. Si tu planta está un poco caída o crece lentamente, intenta refrescar o reemplazar la tierra en lugar de usar fertilizante.

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Scroll to Top