Cuidados de las suculentas plantas: Poca agua, mucha luz y un suelo sencillo, fundamentales para su buen desarrollo

suculentas plantas

Simples y diversas, muy diversas. Quizás debido a sus múltiples formas, las plantas suculentas son muy populares tanto entre los amantes de la jardinería como para aquellos con poca experiencia en ella. El hecho de que ocupen poco espacio y puedan crecer en casi cualquier lugar (ya sea en interiores o exteriores) las convierte en una excelente opción para tener un toque de naturaleza en cualquier espacio.

Sin embargo, uno de los problemas con este tipo de plantas es que a menudo las tratamos como cualquier otra. Es un error común en su cuidado, considerando que las plantas suculentas son una familia botánica única que cuenta con un destacado representante que nos da pistas sobre cómo cuidarlas: los cactus.

Una forma sencilla de entender que los cuidados de estas plantas son diferentes es saber que también son suculentas. Diferente no significa complicado (en este caso, todo lo contrario) pero sí es fundamental para poder disfrutar de nuestras plantas en su máximo esplendor. Para ello, es necesario utilizar sustratos y fertilizantes específicos para este tipo de plantas.

CUIDADOS DE LAS PLANTAS SUCULENTAS

Sencillos, muy sencillos. Pero es necesario conocerlos para hacerlo correctamente y ayudar a que nuestras plantas suculentas crezcan fuertes. Es una excelente manera de evitar plagas, deformaciones o incluso la muerte (lo cual es realmente complicado debido al tipo de planta que son).

Poca agua

Al recordar el origen de estas plantas (recomendamos leer este artículo para más detalles), podemos comprender mejor que sus necesidades de agua son reducidas. Las plantas suculentas son capaces de absorber la humedad del ambiente y retenerla en sus hojas, tallos y raíces.

Esta capacidad es la razón por la cual a menudo vemos este tipo de plantas suspendidas en el aire o en recipientes de cristal sin apenas sustrato para aferrarse. A pesar de sorprendernos, algunas suculentas pueden mantenerse hidratadas incluso en esas condiciones.

Por esta razón, el exceso de riego puede ser letal para ellas. Durante los meses fríos, no necesitarán más de un riego cada dos semanas, mientras que en los meses cálidos podemos aumentar la frecuencia a un riego semanal.

Mucha luz

A pesar de requerir una gran cantidad de luz, nunca expondremos las suculentas directamente al sol, especialmente en verano. Esto se debe a que necesitan conservar el agua y la exposición directa al sol las deshidrata.

Este factor puede resultar en un enrojecimiento de las hojas, lo cual indica que se están quemando. Si notamos que la tonalidad de las hojas se desvanece, es momento de buscarles una ubicación con mayor iluminación.

La importancia del drenaje

Aunque puedan retener agua correctamente, es crucial que las plantas suculentas tengan un buen drenaje para eliminar el exceso de agua.

Por lo tanto, olvidemos los platillos debajo de las macetas. A menos que los utilicemos únicamente como elementos decorativos y drenemos el exceso de agua después de regar las plantas.

Un suelo simple para plantas humildes

Tenemos que considerar que estas plantas crecen en rocas, corteza de árboles e incluso en condiciones poco favorables. Por lo tanto, no necesitan un suelo rico en minerales, sino más bien un sustrato pobre. Para proporcionarles lo que necesitan, podemos mezclar el sustrato con arena o con sustrato para cactus.

Cuidados simples para unas plantas que, a pesar de su modestia, son extraordinariamente hermosas tanto en su estado normal como durante la floración (¡porque sí, también tienen flores!).

Esta es una de las muchas razones por las cuales las plantas suculentas están ganando cada vez más adeptos, gracias a su amplia variedad de formas, tamaños y estilos.

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Scroll to Top